La jueva de Tortosa – Recordando momentos vividos en el barrio judío de Tortosa

Hemos abierto las puertas al preciado descanso
a la palabra desnuda, al acertado gesto de desnudar sentidos

Hemos alejado el grito insistente de pensamientos miedosos
fundiendo el instante en el amoroso abrazo del beso calmo

Hemos acariciado el velo que nos envuelve
y como en un todo hemos jugado a cada gesto

Hemos escuchado el latido de la noche, la luz discreta
la sonrisa de manos, la libre esencia

 

«Pensaments de Blanca»