PENSAMIENTOS DE BLANCA – RECORDANDO JANUCA

Sentia cómo el encendido de la primera vela me aliviaba del silencio cada vez más profundo de la luz del dia, empequeñecida poco a poco. Rogaba al cielo la llegada del madrugar sereno, la alegria de un atardecer cada vez más alejado de la mañana. La sonrisa de esa fuerza llameante, serena y apacible.
Sabia que con cada encendido en la janukia completaba aquella estancia de gracia, calor y harmonia. Que al llegar a la octava vela todo despertaria y la luz del astro rey por fin volveria a crecer.
Eran momentos de nostalgia, en los que aguardaba la tarde recogida en sensaciones que me conectaban a un mundo interior repleto de recuerdos que esos dias cobraban una intensa fuerza. Instantes de regocijo y profunda gratitud a la immensa sabiduria de la vida. Al misterioso orden de un TODO, CREADOR DE BELLEZA.

PENSAMIENTOS DE BLANCA – RECORDANDO JANUCA – חנוכה – FIESTA DE LAS LUCES